La justicia se ríe de nosotros en nuestra cara


Madridinfolocalia.com
Yo alucino cada días más con la justicia de nuestro país. Resulta que un juez ha absuelto a un camello que vendía cocaína tan adulterada que no tenía apenas cocaína. Esto no sé si es para reír o llorar. El tema es que como la cantidad de cocaína era tan sumamente pequeña, el resto del contenido ni se sabe que será, pues no incurre en delito. A ver, precisamente este delincuente es más delincuente que nadie, pues no solo trafica sino que además roba a sus clientes vendiéndoles algo que no es. Yo creo que en lugar de dejarlo en libertad lo que tienen que hacer es mandarlo a su país, Rumanía, por traficante y por ladrón.
Antonia Uribe

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres hacer un comentario, rellena el siguiente campo. Por favor, dinos tu nombre para que los demás usuarios puedan dirigirse a ti si lo desean.
Una vez revisado, será publicado en las próximas horas. Muchas gracias

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.