Somos unos hipócritas



Infositges.cat
Yo creo que a los que nos gustan los toros también tendremos derecho a quejarnos. Hasta ahora estamos acostumbrados a que salgan denuncias y quejas por todo el país para que se terminen las corridas de toros. En Catalunya, como es del dominio público, se dejará de torear. Pero no se han parado a pensar en la de familias que viven de ese mundo. En que si no es por el toreo, el toro de lidia no existiría. Que no solo viven de esto el torero y el apoderado, que son muchas personas y que merecen más respeto, después de siglos de historia, para que ahora intenten borrarlo de un plumazo. La gente se queja del maltrato del toro, mientras se comen un filete de pollo. Ese pollo ha pasado la noche junto a cientos hacinado en una jaula, recorriendo kilómetros, con lluvia, granizo, lo han soltado de cualquier manera a la puerta de un matadero y no voy a entrar en detalles de cómo lo matan.
Igual pasa con cerdos, terneras, corderos… somos unos hipócritas y yo estaré de acuerdo en que se prohíban los toros el día que también se prohíba la venta de carne animal; y el uso del animal para cualquier otra cosa que no sea verlo en libertad, porque para mi es igual de cruel sacar a un tigre y meterlo en una jaula de circo. Secuestrar la vida de un delfín para meterlo en un acuario, o tener al más bello jilguero en una jaula de 30 centímetros. 
Carlos Galera

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres hacer un comentario, rellena el siguiente campo. Por favor, dinos tu nombre para que los demás usuarios puedan dirigirse a ti si lo desean.
Una vez revisado, será publicado en las próximas horas. Muchas gracias

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.