Los traumatólogos del Hospital Universitario del Sureste se lavan las manos

Madridinfolocalia.com.-
Buenas tardes, mando adjunto la queja o reclamación que he puesto en atención al cliente en el Hospital Universitario del Sureste. 
En el documento adjunto explico mi situación o mejor dicho la de mi madre. 
Después de una caída en la calle con rotura de hombro y tener pensado operar la dan el alta y deciden no operarla. 10 días después que fue lo que se tardo en tener copia de la radiografía y el TAC. Fuimos al Hospital Gregorio Marañón y fue operada al día siguiente. 
Este no es el único caso ya que después hablando con enfermeras y algún medico del Gregorio Marañón. Nos dejaron claro que es un hecho habitual el que lleguen pacientes al Gregorio Marañón de el hospital del Sureste por que allí se lavan las manos. 
Les agradecería que sacaran esto a la luz publica ya que es en beneficio para todos. Les dejo mis datos para ayudarles en lo que consideren oportuno. 
Atentamente. 
Pedro Manuel

Transcripción de la queja:
En Arganda del Rey a 3 de octubre del 2012
El motivo de este escrito es para denunciar el comportamiento y actitud tomado por el equipo del departamento de traumatología y del servicio de urgencias del Hospital Universitario del Sureste de Arganda del Rey.
El día 17 de septiembre de 2012 nos personamos en el servicio de urgencias de este hospital con nuestra madre Josefa R. S., por una caída sufrida en la calle.
Presentaba un cuadro de mucho dolor en el brazo derecho, cuando la recibieron en urgencias se la realizó una radiografía la cual primeramente el servicio de radiología se la quería realizar solo de la muñeca derecha porque era lo que ellos tenían señalado, ante la insistencia de nuestra madre que a ella no le dolía la muñeca sino el hombro, se pusieron en contacto con el doctor que había solicitado dicha radiografía y confirmó que era del hombro (1º error).
Una vez se tiene la radiografía se comprueba que hay una rotura multifragmentaria de la cabeza del húmero del brazo derecho, para poder valorar mejor dicha rotura se la realiza un TAC .
Cuando tienen las dos pruebas, nos atiende el Dr. Miguel San Miguel de urgencias del departamento de traumatología, se nos informa que es una rotura bastante mala y que habría que operar, por tal motivo la realizan pruebas para realizar un estudio preoperatorio aunque su caso lo tenía que ver en la reunión del día siguiente para valorar si se la realiza una operación o no, por tanto se la da el alta con el brazo en cabestrillo y un tratamiento de calmantes para el control del dolor, con un diagnóstico de “Fractura multifragmentaria de cabeza humeral con metafisis impactada en valgo”.
El día 18 de septiembre de 2012 se recibe la llamada del Dr. Miguel San Miguel en la que se nos comunica que han decidido dejar a mi madre sin operar y seguir un tratamiento ortopédico dándonos cita para pasar por consulta el 10 de octubre de 2012 con otra radiografía previa a la consulta, ante el desconcierto de esta decisión, pues los dolores que Josefa R. S. estaba sufriendo eran insufribles, decidimos ir al hospital para poder hablar con dicho doctor y que nos diera más explicaciones de la
decisión adoptada. Nuestra sorpresa fue que dicho doctor cogía las vacaciones y era imposible hablar con él, pero tuvieron la amabilidad de recibirnos otro doctor del equipo de traumatólogos, el cual nos informo que esa decisión se había tomado por parte de todos y que era por la edad de mi madre y sus patologías que tenía y no creían que el beneficio de la operación fuera tan satisfactorio como para operarla pues la movilidad del brazo nunca la recuperaría al 100 %. (Para nosotros el beneficio era que no tuviera dolor). Con las mismas le solicitamos que dicha decisión no la diera por escrito al igual que nos facilitara las pruebas que se le había realizado para pedir una segunda opinión porque no estábamos conforme. Este doctor se negó en un principio a dárnoslo por escrito y solo accedió cuando se le dijo, que no nos momearíamos de allí sin ese documento.
Mientras se nos facilitaban las pruebas nuestra madre no tenía ninguna mejoría y ante su poca movilidad por el dolor las piernas se le estaban inflamando por tanto decidimos avisar a su médico para que la asistiera en casa y nos diera su opinión, cuando la visito su médico, nos dijo que no podía estar en esas condiciones ya que el cabestrillo no le inmovilizada bien el brazo, por tanto avisó a una ambulancia para llevarla de nuevo al Hospital Universitario del Sureste y que volvieran a colocar la inmovilización y estudiaran su situación porque no podía estar así hasta el día 10 de octubre de 2012.
Volvimos con ella al servicio de urgencias del mencionado hospital, lo lamentable fue que no se dignó ningún médico de traumatología a verla y atenderla, la valoró un médico de medicina general el Dr. José Abelardo Andres Llamas, el cual lo único que hizo, después de preguntar qué es lo que la sucedía, fue pasar a consultar a un traumatólogo y confirmar que no había ningún medio más en todo el Hospital de una inmovilización más segura, ajusto el tratamiento analgésico y se le adelanto la cita al día 26 de septiembre de 2012.
Por fin el día 24 de septiembre de 2012 se nos hizo la entrega de un CD con las pruebas realizadas a nuestra madre, por tanto con el CD nos fuimos a solicitar una nueva opinión, en la que se nos dijo que era imposible que dejaran a nuestra madre con el brazo de esa forma ya que tenía una esquirla en el hueso que nunca dejaría de tener dolor en el brazo y no podría moverlo nunca por dicho dolor, a parte de las consecuencias que podría provocar en tejidos, tendones, etc.
No obstante nosotros esperamos a pasar la consulta que nos habían adelantado para el 26 de septiembre de 2012 en el Hospital Universitario del Sureste, haber que es lo que consideraban y que es lo que al final decidirían.
Antes de pasar a consulta se le realizó una radiografía nueva y más tarde pasamos a la consulta, una vez en consulta fuimos atendidos por el Dr. José Ignacio García Olivares, el cual observo a nuestra madre la cual le decía que tenía muchísimo dolor y que los calmantes no le hacían ningún efecto, comprobó la nueva radiografía la cual no había sufrido ninguna mejoría, como la decisión ya estaba tomada desde el primer día el solo se dedicó a confirmar lo que nos habían dicho. Le quito la inmovilización y empezó a moverle el hombro a Josefa, diciendo que esos ejercicios los debería empezar hacer todos los días para ganar movilidad lo antes posible. (Por lo cual hizo pasar a nuestra
madre un momento de dolor que se podía haber evitado, ya que se retorcía de dolor con los movimientos que él le estaba practicando. Una rotura es 21 días de inmovilización, no entendíamos como este doctor le podía estar moviendo el hombro cuando solo habían pasado 9 días). Con las mismas le cambio la inmovilización, porque entendía que era la más adecuada pues el brazo tenía que colgar y le puso una especie de venda atada al cuello y sujeta a la muñeca.
Nosotros al tener la otra opinión le solicitamos que por favor no mostrara la radiografía y nos la explicara. Cuando al mostrarnos dicha radiografía nosotros le comentamos las consecuencias de dejar el brazo así, nos confirmo que habían decidido no operar porque a una persona con la edad de mi madre (70 Años), operada de corazón y sus patologías no merecía la pena operar, porque las ventajas no eran tantas. (Lamentable escuchar esas palabras de un profesional).
Cuando salimos de la consulta nuestra decisión al ver a nuestra madre retorcerse de dolor después del mal rato fue dirigirnos al Hospital General Universitario Gregorio Marañón, por lo cual fue atendida por el servicio de urgencias de traumatología, donde allí, la opinión de los médicos que la atendieron fue completamente distinta y nos confirmaron que dicha fractura era operación si o si, explicándonos en todo momento que con dicha cirugía no conseguiría tener una movilidad del 100% pero que los dolores que estaba sufriendo no los tendría y la recuperación sería más rápida. Ellos también valoraron las patologías de nuestra madre y vieron que era posible dicha operación, por tanto quedó ingresada y tras realizar el estudio preoperatorio fue intervenida al día siguiente el 27 de septiembre de 2012 realizándole una artroplastia parcial del hombro derecho modelo Global. Le dieron el alta el día 1 de octubre. Ese mismo día Josefa se sentaba y se levantaba sola cosa que en los diez días anteriores era imposible, necesitaba ayuda por que el dolor la impedía levantarse sola.
Con esto queremos presentar nuestra queja y nuestro malestar por la atención reciba por el equipo de traumatología, en especial a los dos doctores que la atendieron el doctor MIGUEL SAN MIGUEL y su homologo el doctor JOSÉ IGNACIO GARCÍA OLIVARES del Hospital Universitario del Sureste. Además queremos comunicarles que nos reservamos el derecho de tomar medidas judiciales contra dichos doctores y hospital, en el caso de que no se tomen las medidas correctoras, para que casos como este, no vuelvan a pasar por dejadez de los profesionales de la medicina. SOLO RECORDARLES, POR QUE HAY VECES QUE SE OLVIDA QUE TRATAN
CON PERSONAS.

1 comentarios:

Buenas tardes escribo en este foro porque por lo que veo no somos los unicos que tenemos problemas con el hospital del sureste.
Mi queja es contra el servicio de psiquiatria y en especial contra Salome gonzalo Perez me falto al respeto después de decirla que me habia intentando quitar la vida mediante ingesta de psicofarmacos lo que me dijo que si me sucidaba la que perdia era yo.
El 26 de enero de 2014 sufri un brote psicotico. al dia siguiente me fui al Gregorio Marañon donde me atendieron de maravilla y me dijo que se me estaba iniciando la esquizofrenia cuando a mi se me estaba tratando de trastorno de la ansiedad.
Además me dijeron en el Marañon que en caso de ingreso tengo cama alli.
Doy gracias adios de que me lo han cogido más o menos a tiempo.

Publicar un comentario

Si quieres hacer un comentario, rellena el siguiente campo. Por favor, dinos tu nombre para que los demás usuarios puedan dirigirse a ti si lo desean.
Una vez revisado, será publicado en las próximas horas. Muchas gracias

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.