Familia desleal y deshonesta en las relaciones con su padre

Acudo a este sistema para que sirva de ejemplo a otras familias del ambiente malagueño. 
Por causas circunstanciales que prefiero callar, pues no me corresponde a mi culpar a nadie, algún día lo podrán decir los tribunales, si tengo ocasión de llevar mi caso a los mismos. 

La anécdota de mi caso es que tengo esposa y cinco hijos, los cuales no corresponden a mi comportamiento con ellos durante toda una vida, pues mi familia empezó a realizarse al final del año 53 y ha durado hasta estos días, aunque no en forma leal, sobre todo, el caso de mi hija, la mayor de los 5 hijos (tiene 53, cumplidos el 18 de Enero), me ha robado una colección de monedas de oro y plata, reloj de cierta importancia, que no tiene nada que ver con la propiedad que podría corresponderle a la familia y, sobre todo, a mi esposa, de la cual tengo separación de bienes de hace muchísimos años. Esta última vive en un piso pagado por mí, incluidos los servicios de electricidad, teléfono, agua, gas, basura y una importante cantidad de dinero mensual para cubrir sus necesidades. De todo esto tengo pruebas fehacientes de lo que hago y de lo que sigo haciendo y no pienso dejar de hacer. 

En cuanto a mi hija y su marido, antiguo ejecutivo, hasta el año pasado que fue despedido de BMW oficinas centrales, y el cual me debe muchísimos detalles de su vivienda, construida por mi, muebles, cuadros importantes, cubertería de plata, etc, y reformas de la casa que yo construí y que, en el tiempo que se realizaron, estaban valoradas en 25.000.000 de las antiguas pesetas y él, con el poco juicio que tiene, dijo que quería pagar la hipoteca, cosa que yo consentí, pues el importe era de 9.500.000 pesetas.

Todo esto, hace años que pasó, porque ella se casó en el año 84, pues esta señora se cree que todo lo que yo tengo o que tenía la familia, es para ella, cuando de los otros cuatro hermanos, tres tienen derecho a algo más que el resto, pues el resto (reiterándome) siempre tienen muchísimo más dinero cogido que le pudiera dejar ahora, tal como el tercero de mis hijos en edad, que me tiene reconocido una deuda de 52.000.000 de pesetas ya que, de un promoción realizada por mi, pusimos a su nombre una serie de pisos y aparcamientos, que él los ha vendido, usando un poder que no tenía autorización para firmarlo. El chico, que tiene 44 años, está en Brasil y lleva 8 años sin hablar con su padre ni con su madre. No obstante, lo que me ocurre ahora a mi es que, toda esta familia, todos, me dejan vivir solo, con mi edad, sin ayuda ninguna, siendo diabético, teniendo ciertos problemas de circulación, 3 operaciones basculares de alta gravedad y algún problema cardíaco y, sobre todo, soy invidente, perdí la visión por la retinopatía diabética después de 4 operaciones en los ojos. Ante este tránsito de mi vida, tan dificultoso, mi familia me abandona y me deja en la más triste soledad, además, rodeado, en la vivienda que vivo, por unos individuos extorsionadores, que incluso me han pedido una cantidad de dinero como chantaje, no se para qué, porque no tengo nada que esconder en mi vida.

Como verán, no pongo nombre del chantajista, que lo tengo, ni de ninguno de mi familia, pero ellos reconocerán lo que yo detallo en mi denuncia. De todas maneras, ustedes, los de esta página, pueden hacer el uso que crean conveniente, por si me pueden ayudar en algo. 

La extorsión está denunciada a la policía, en caso de necesidad, pueden solicitárnosla por correo electrónico y nosotros se la enviaríamos. 
También tengo los teléfonos "pinchados" y bloqueados por los extorsionadores, la mayoría de las veces, tanto el móvil como el fijo. 
También tengo el nombre del sospechoso jefe de los extorsionadores. 
Gracias por su atención y espero que su ayuda sea fructífera.
José Manuel García



0 comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres hacer un comentario, rellena el siguiente campo. Por favor, dinos tu nombre para que los demás usuarios puedan dirigirse a ti si lo desean.
Una vez revisado, será publicado en las próximas horas. Muchas gracias

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.