Violencia psicológica

Es mi más firme intención evitar que mi hija; ahora de tan sólo cinco años de edad; por el tironeo de su madre biológica, el enfermizo sentido de posesión sobre nuestra hija por parte de su abuela y el lucro y la desidia del entorno jurídico, quede virtualmente “partida por la mitad o usada “como arma de un Padre contra el otro, ya que se trata de un plan maquiavélico premeditado y tendiente a destruir en éstos años, (2008 a la fecha), el vínculo de una pequeña hija con su padre (Ley 24270), a toda costa.
La madre biológica como la abuela de nuestra hija creen que la separación de la pareja implica también la separación entre padres e hijos, así también no reconocen sus derechos, ( contemplados en el Código Civil, Constitución Nacional y Tratados y Convenciones Internacionales), han de saber que la están perjudicando, ya que se la está condenando a crecer sin referencia de ambos progenitores, lo cual va a suponer una carga emocional de consecuencias impredecibles para nuestra hija.
Por el interés de nuestra hija, que por designio, humano, divino y legal, debe crecer, formarse y desarrollarse contando siempre con el amor, amparo y educación de ambos Padres, como condición esencial para su correcta formación Bio-psico-social y emocional, es que a bien le solicito, publiquen esta nota con la intención de alguna manera de exhortar a las partes involucradas el cese de la violencia psicológica hacia nuestra hija y el de llevar una comunicación que debe ser de concilio y entendimiento, de lo contrario se rompería el triángulo por el eslabón más débil: el de nuestra pequeña y dulce hija.
Diego Manuel Alconchel

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres hacer un comentario, rellena el siguiente campo. Por favor, dinos tu nombre para que los demás usuarios puedan dirigirse a ti si lo desean.
Una vez revisado, será publicado en las próximas horas. Muchas gracias

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.