Aire acondicionado en la residencia del Buen Samaritano, por favor

La notable labor que desarrolla el personal sanitario y las monjas que gestionan la nueva residencia del Buen Samaritano, para gente mayor, no se corresponde con las condiciones que estos días tienen que soportar tanto los ancianos y ancianas que allí residen como el propio personal. En una instalación moderna y bien equipada como es el edificio situado cerca de donde se ubica el rastrillo de nuestro pueblo, resulta difícil de entender que las hermanas no accionen el aire acondicionado lo que convierte la estancia, a según que horas, en un lugar desapacible para todos. Será, quizás, por una cuestión presupuestaria pero no es de recibo que los ancianos deban acusar el calor de estos días de la forma como lo hacen, en la entrada de la residencia, donde los sitúan por la tarde, a la búsqueda de un airecillo que no es suficiente porque no aparece. El aire acondicionado está para ser usado y más cuando las personas mayores que allí residen, pagan por ello, padecen el calor asfixiante con la incomodidad y efectos negativos que puede ocasionarles. A ver si toman nota sus responsables y hacen más placentera la vida de quienes allí residen.
José Martínez

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres hacer un comentario, rellena el siguiente campo. Por favor, dinos tu nombre para que los demás usuarios puedan dirigirse a ti si lo desean.
Una vez revisado, será publicado en las próximas horas. Muchas gracias

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.